El glaciar puede esperar (parte 1)

Actualizado: 16 ene

¡Ven a descubrir Puerto Edén!

Por Natalia Morata


Si estás suscrito a nuestro newsletter, sabrás que no hemos podido ir aun al glaciar Témpanos ni que Centre Terre realizará su expedición en enero y febrero de 2022. Pero le hemos puesto buena cara al mal tiempo y ¡ha valido la pena!


De "Cuerdas y Más, conociendo los glaciares de hielo" a "Cuerdas y Más, conociendo nuestro entorno"

Foto grupal después del gran simulacro de rescate; último día de actividades en terreno.

Foto: Leonardo Rivas


Lo teníamos todo listo para nuestra expedición infantil al glaciar Témpanos, así que, cuando el 3 de noviembre, a pocos días del inicio oficial de la expedición infantil, la III Zona Naval de la Armada de Chile informó a Natalia de que, por motivos operacionales, no sería posible prestar el apoyo solicitado para la expedición infantil, el equipo de Cuerdas y Más, compuesto por Leonardo Rivas, Felipe Viera y Natalia Morata, ya tenían claro que viajarían igualmente a Puerto Edén.

El nexo de unión entre Centre Terre, la Asociación Espeleológica de Patagonia y la escuela y el jardín de Puerto Edén es la exploración y conocimiento del territorio desde la mirada de la espeleología.

Fotos: Natalia Morata


En previsión, semanas antes, Romina Pizarro, responsable de la escuela Miguel Montecinos, y Natalia, coordinadora del proyecto "Cuerdas y Más", ya habían empezado a anticipar un escenario sin glaciar, un plan B, algo tan necesario en Patagonia... Es así como, Denis Montecinos, María Isabel Tonko y Paola Cortés, docentes de la escuela Miguel Montecinos y del jardín alternativo étnico La Centollita, Leonardo y Natalia organizaron un programa alternativo de actividades que tuviera como foco la exploración del entorno más inmediato, es decir, Puerto Edén. Los resultados se plasmarían en forma de un folleto turístico destinado a los niños de las clases CM1 y CM2 de la escuela de Lorp, en el Pirineo francés, con quienes los escolares de Edén iniciaron un intercambio en diciembre de 2020.

http://ecoledelorp.canalblog.com/archives/2021/04/29/38946407.html


El programa alternativo adoptado por la comunidad educativa mantenía los principales ejes del proyecto "Cuerdas y Más", enfocándose en actividades alrededor de Puerto Edén. A saber:

- Descubrir el entorno para compartirlo con gente de otros lugares.

- Trabajar valores como el trabajo en equipo, la colaboración, el espíritu de superación, sentirse parte de una comunidad.

- Desarrollar habilidades técnicas en el manejo de cuerdas, en la exploración del entorno de forma segura y en la gestión de una emergencia.


Pese a no tener cuevas cerca, el programa de actividades seguía teniendo la espeleología como hilo conductor. La exploración de cuevas parte con la exploración del entorno. Entender las dinámicas que se dan en la superficie (tanto a nivel natural como humano), nos prepara para las que se dan en el subsuelo o en entornos exigentes. Además, la espeleología es una disciplina que toca muchas y variadas facetas que van desde la ciencia y la exploración (geología, biología, arqueología, paleoclimatología, etc.), pasando por la educación (con entretenidas herramientas pedagógicas), hasta la actividad física, no solo desde la perspectiva meramente deportiva, sino también desde el punto de vista del autoconocimiento y de la importancia de mis acciones en una dinámica de grupo o comunitaria.

Colgando carteles en Puerto Edén para difundir el calendario de actividades pensado para todos los niños que se encontraran en Puerto Edén durante esos días, estuvieran o no inscritos en la escuela y el jardín.

Fotos: Leonardo Rivas, Natalia Morata


Mostrando mi entorno al mundo

A veces, el entorno inmediato es el más desconocido. Descubrirlo, observarlo y experimentarlo en toda su complejidad es un viaje que decidimos emprender con toda la comunidad educativa de Puerto Edén.


Puerto Edén son sus pasarelas, su mirador, sus muelles y botes de madera, sus atardeceres después de la lluvia, sus chimeneas humeantes, sus casitas de madera con fachadas de siding, su bahía, su imborrable sello indígena...

Explosión de colores. Puerto Edén es el lugar poblado más cercano al archipiélago Madre de Dios, que se encuentra a unas 9 horas de navegación hacia el sur. Centre Terre lleva más de dos décadas explorando las cavidades del archipiélago patagónico.

Fotos: Natalia Morata


Enclavado en medio del mayor parque nacional de Chile, el Bernardo O'Higgins, y perteneciente a la comuna de Puerto Natales, Puerto Edén (uno de los lugares más aislados de Chile) es también, por todo su bagaje cultural y humano, la paradoja de la vida en esa Patagonia agreste y salvaje donde la soberanía inmediata no reside en sus habitantes. Sin embargo, Puerto Edén, su gente, es uno de los pocos bastiones que se baten contra esas estructuras de gestión y administración nacionales y supranacionales, lejanas e impersonales, que tienen una visión uniformadora de la naturaleza y de la relación del hombre con ella, ajena al acervo de los pueblos originarios y centrada en el negocio de la conservación.


Transitar con los niños esa compleja y rica relación entre el ser humano y la naturaleza, es decir, entre ellos mismos y su territorio, ha dado como resultado los dos folletos turísticos que ellos mismos elaboraron después de las salidas a terreno. Pero quizás haya despertado también muchas cosas más a nivel individual y colectivo en todos los que participamos... una complicidad que no se puede plasmar en papel, pero que nos une y nos hace más fuertes...


"Solos, somos una gota;

juntos, somos un océano"


Ruta "Cuerdas y Más", construyendo nuestro folleto turístico

Los niños de Puerto Edén querían compartir con sus compañeros de Francia un destino especial, distinto...: ¡una ruta desconocida incluso para algunos de los adultos! Abrir una ruta, marcarla y describirla para que otros la visiten exige un alto grado de concentración, porque hay que observar, orientarse, calcular tiempos y distancias, saber trazarla en un plano, describir el camino, destacar los hitos más interesantes, anticipar en qué puntos de la ruta puede haber confusión y plasmarlo de forma atractiva.


Con ese objetivo en mente, después de cada excursión los niños realizaban en la escuela la bajada pedagógica siguiendo el programa curricular y plasmaban impresiones e información sobre papel de forma conjunta.

Aprendiendo a redactar un folleto turístico.

Fotos: Romina Pizarro, Natalia Morata


Abriendo camino para descubrir, explorar y compartir

Abriendo un nuevo recorrido: la ruta "Cuerdas y Más"

Fotos: Romina Pizarro, Leonardo Rivas


El resultado - el folleto turístico específico de la ruta "Cuerdas y Más"

Ruta "Cuerdas y Más", un circuito para disfrutar de la flora y de la fauna del lugar.

Excursión al lago de Punta Lackawana

La mayoría de las actividades no habrían sido posibles sin la colaboración de la comunidad. En un entorno marítimo, en medio de los canales de la Patagonia occidental, las aproximaciones a los destinos escogidos eran, a veces, por mar. Tanto para los trayectos de preparación de las actividades como durante el desarrollo de las mismas, contamos con el apoyo de las embarcaciones Alisson, Albatros y Sur Oeste. ¡Gracias a Juan Ávila, Alexis Ávila, Aliro Vargas, Koté González y Esteban Chiguay por su paciencia e inestimable colaboración!

Situada a unos 30 minutos de navegación al sur de villa Puerto Edén, Punta Lackawana nos brindó la oportunidad de poner en práctica algunas técnicas aprendidas en días anteriores. De regreso, pasamos a visitar la ballena sei que había aparecido muerta días antes en la bahía.

Fotos: Romina Pizarro, Felipe Viera, Juan Ávila, Leonardo Rivas, Koté González, Natalia Morata


Caminata colectiva a Punta Eva

Desde Puerto Edén es posible hacer excursiones a pie. Además de la ruta "Cuerdas y Más", otra bonita caminata es la de Punta Eva, al norte de la villa. Esta caminata estuvo abierta a toda la comunidad educativa y nos permitió compartir risas y anécdotas durante los 6,5km que separaban la escuela (nuestro punto de partida) de la pequeña bahía donde nos esperaban las embarcaciones Albatros y Sur Oeste.

La excursión a Punta Eva, por donde discurre el río Eva, fue la primera actividad colectiva de la semana. Se estrecharon lazos y se forjaron complicidades, esenciales para la vida de comunidad.

Fotos: Leonardo Rivas, María Isabel Tonko, Romina Pizarro, Natalia Morata


Campamento en Jetarkte

Conocer el entorno más inmediato es también intercambiar conocimiento y experiencias con su gente. En Puerto Edén conviven integrantes de dos pueblos originarios de Chile: los kawésqar y los mapuche-huilliches. Para sus descendientes, compañeros de escuela y de jardín, ahondar más en las raíces del otro y las propias puede crear fuertes vínculos de interconexión que les permita preservar los conocimientos ancestrales y de interrelación con la naturaleza que, naturalmente, por vivir donde viven, atesoran.


Por ello, en nuestras actividades no podía faltar "experimentar" Jetarktétqal (Puerto Edén en kawésqar), pasando una noche en uno de los domos que conformarán la futura estación etno-científica Jetarkte. Con Juan Carlos Tonko, presidente de la Comunidad Kawésqar residente en Puerto Edén, aprendimos sobre los antecedentes de ocupación de la villa por parte del pueblo kawésqar y acabamos de acondicionar un at en la que hicimos fuego para cocinar, abrigarnos y contar historias al calor de la fogata. Juan Carlos, además, nos acompañó en todas las actividades con su cámara y, gracias a él, tenemos un registro de todo que ha quedado en la escuela y el jardín.

Para acabar de construir y acondicionar el at nos organizamos en equipos: unos fueron a buscar helechos para cubrir el suelo y aislarnos del frío y la humedad; otros fueron a cortar ramas de coigüe para tapar el orificio superior por donde sale el humo; otros fueron a buscar agua; el resto, ayudó a terminar las paredes del at.

Fotos: Denis Montecinos, Natalia Morata, Romina Pizarro


Visita a isla Salamandra o la isla de la basura

Allí donde hay núcleos poblados se generan desechos y basura. Los vertederos son siempre un tema complejo, que reflejan, normalmente de forma aterradora, nuestro impacto. Una gestión deficiente de los residuos, sobre todo en una zona remota, es algo con lo que la población de Edén convive. Ver la propia basura puede ayudar a concienciarnos de lo importante que es reducir la cantidad de desechos; motivarnos a realizar acciones de reutilización y reciclaje. Pero con eso no basta si la cadena de gestión no funciona. Las administraciones comunales y regionales deben cumplir con sus obligaciones y retirar los residuos de manera controlada para evitar la contaminación de las aguas y de sus especies, que son el sustento de los pobladores de Puerto Edén.

La isla de la basura era una parada obligada en nuestro itinerario. Dio mucho que pensar y generó muchos sentimientos que los niños plasmaron en dibujos al regresar a la escuela, antes de seguir con su proyecto de reciclaje de botellas de plástico.


En breve compartiremos un video con las impresiones de los niños durante la visita a la isla Salamandra.

Fotos: Rosita Vargas, Romina Pizarro, Natalia Morata


El resultado - el folleto turístico general

¡Ven a descubrir Puerto Edén, la isla de la lluvia!... Pero, eso sí, no olvides llevarte tu basura.


Actividad inscrita en el Año Internacional del Karst y las Cuevas: http://iyck2021.org/index.php/events/#


El glaciar puede esperar (parte 2).

¿Espeleología sin cuevas? --> sigue leyendo






169 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo